Zeus vive, y es quien atormenta al mundo

El descenso a la barbarie que vemos hoy día no se confina a las naciones del Medio Oriente donde el EIIS está matando gente —a menudo por decapitación— por sus creencias religiosas o por oponerse al derrocamiento terrorista de los gobiernos. Este odio asesino y satánico hacia la humanidad está dominando cada vez más la vida diaria de Europa, Sudamérica y de Estados Unidos también.

Luego de los ataques terroristas en San Bernardino, California, el Presidente Obama encubrió a los perpetradores del ataque, así como sigue encubriendo a los saudíes que perpetraron el ataque del 11-S negándose a publicar las 28 páginas secretas del informe del Congreso que devela el papel de los saudíes en esa acción. Ayer, Obama derramó lágrimas de cocodrilo al mismo tiempo que extendió ese encubrimiento, cuando se presentó en un acto de teatro barato para dar a conocer su decreto mediante el cual se imponen requisitos menores para la venta de armas de fuego y salió con el cuento de que eso va a ¡evitar más ataques terroristas! Pero al mismo tiempo, Obama está hacienda los arreglos para otorgarles a los saudíes un contrato enorme para venderles armas letales a fin de que sigan con su carnicería contra el pueblo de Yemen, y sigan armando al EIIS y a todas las diversas ramas de Al-Qaeda. Zeus estaría orgulloso de las calificaciones asesinas del Presidente.

En Alemania, mientras que la población celebraba el Año Nuevo frente a la gloriosa catedral de Colonia, una pandilla de aproximadamente mil hombres, la mayoría de apariencia árabe y Africana, rodearon a unas 90 mujeres, a quienes las robaron y abusaron sexualmente de ellas por casi cuatro horas, a la vista de todos, pero menos de la policía, aparentemente, y la noticia solo salió a la luz pública cinco días después.

Lyndon LaRouche señaló que, así como ha documentado por años la EIR el control de la monarquía británica sobre las operaciones de terrorismo patrocinado por los saudíes, se tiene que reconocer que solo esta misma monarquía británica tiene la capacidad, y la intención, de orquestar tal atrocidad. Se ha de esperar, como era la intención de la reina, que se hará responsable de la atrocidad a los refugiados que huyen de las guerras genocidas de “cambio de régimen” en Libia y Siria (guerras mismas que fueron iniciadas por los británicos y su peón Obama), para instigar más furia racial y odio por toda Europa.

El papel de Satanás dentro del mismo Reino Unido es cada vez más abierto para cualquiera que tengo los ojos abiertos, así como sus mentes. Ayer se conoció que los británicos dieron órdenes a su Ministerio de Relaciones Exteriores para que tome medidas para condenar el uso de la pena de muerte en las naciones en donde todavía se practica; es decir, todas las naciones excepto Arabia Saudita, el bárbaro “aliado cercano” de los británicos y de Obama. No importa que los saudíes acaben de ejecutar a 47 personas, entre ellas el más prominente clérigo shiíta del país, por el crimen de ser shiíta, para de ese modo quizás desatar una guerra sectaria en una escala sin precedentes por toda la región. El método saudí de decapitar a sus víctimas es una de las prácticas wahhabi que comparten los saudíes con sus engendros del Estado Islámico de Iraq y Siria (EIIS).

Nótese también que el primer ministro británico, David Cameron, justificó esta semana el acuerdo del 2013 entre el Reino Unido y Arabia Saudita para que el reino saudí forme parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Cuando un periodista lo presionó para que explicara los motivos de ese acuerdo luego de detallar los bárbaros abusos contra los derechos humanos en Arabia Saudita, Cameron espetó: “Dependemos de los saudíes para conseguir inteligencia decisiva e información sobre seguridad, y ese es el motivo”. De nuevo, Zeus está orgulloso de su satánica progenie.

Obama, quien está orgulloso de sus sesiones semanales donde escoge la “lista de la muerte” para decidir quienes serán asesinados con los drones, estadounidenses y otros, tiene que ser destituido del cargo de inmediatamente para que el mundo sobreviva. Porque cuando el satanismo se apodera de las naciones de este manera, la civilización no puede sobrevivir. Ahora que los sistemas bancarios de Europa y Estados Unidos se están desmoronando, la muerte por medios económicos se extenderá de manera exponencial, si la guerra global planeada por Obama contra Rusia y China no extermina primera a la humanidad entera.

Las soluciones están a la mano. Estados Unidos y Europa deben acabar con el poder del imperio británico de una vez por todas, y juntos con Rusia y China, iniciar un nuevo Renacimiento internacional basado en las metas comunes de la humanidad. La decisión es tuya.

http://spanish.larouchepac.com/node/24369

widgetLCK

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers